14 cosas que viajar le puede enseñar

14 coisas que viajar vai lhe ensinarCada vez que me encuentro con una persona que está pensando en hacer intercambio, pero se ha quedado atascado en la duda por temor a lo que pueda pasar, le doy el mismo consejo: “cierre los ojos y vaya, usted no sabe cómo va a cambiar su vida.” Hacer intercambio o viajar es como saltar en paracaídas. Es completamente aterrador y emocionante al mismo tiempo, no se puede pensar demasiado, se tiene que saltar y disfrutar mientras dura el vuelo.

Esta publicación le mostrará las cosas que aprendí viajando y tal vez lo que necesita saber para tomar coraje y hacer esa viaje que tanto ha pensado en hacer.

Viajar puede cambiar su vida y usted tiene que hacer, aún muriéndose del miedo. Al final del viaje, verá que el balance es siempre positivo, y usted ya habrá dado el primer paso en lo que será una larga caminata.

He aquí mi aprendizaje:

1. Los nuevos hábitos

Viajar nos saca de nuestra zona de confort. Esta es la razón principal por la cual usted tiene que viajar. Al salir de ella, usted estará expuesto a un número X de diferentes experiencias. Cuando todo lo que ve a su alrededor es diferente, usted comienza a reevaluar todo lo ya conoce, y comienza a descartar lo que no le hace bien. Disfrute del proceso y deje que las buenas influencias del mundo lo ayuden a crecer.

2. Menos es más

Los aeropuertos enseñan rápidamente esta importante lección. De repente usted tiene que empacar toda su vida en una maleta de 23 o 32 kg, dependiendo del destino. De esa forma usted aprenderá a viajar liviano y a invertir en experiencias de vida, más que en cosas materiales, porque llegará un punto en que no podrá cargar con ellas, literalmente. La única cosa que compro en mis viajes son postales de los lugares que visito. Con cada gran viaje ellas me siguen y aumentan en número. Así que recuerde, no lleve nada que no pueda cargar con su propio cuerpo. Simplifique su vida. Viajando liviano llegará más lejos y además, nadie podrá quitarle las experiencias vividas.

3. El  Presente

Tomar riesgos y aventurarse nunca será un problema de nuevo. Cuando se viaja no hay tiempo para perder o pensar dos veces. Se aprende a aprovechar las oportunidades de la forma que vienen.  Como se suele decir: es mejor arrepentirse de lo que hicimos y no estar en duda de lo que podría haber sucedido.

Siempre me hago algunas preguntas: ¿qué es lo peor que podría pasar? ¿Cuándo voy a tener la oportunidad de vivir una experiencia como esta de nuevo? ¿La relación costo-beneficio es favorable?

Respondiendo estas preguntas se dará cuenta de que no tiene nada que perder. En cambio, usted ganará confianza en sí mismo y experiencia de vida. Un tipo de aprendizaje que difícilmente encontrará en un salón de clases.

4 . La Timidez

Cuando se está allá afuera y solo, usted se verá obligado a hablar con extraños. Tendrá que pedir direcciones de cómo llegar a su hotel o dónde tomar un autobús. Tendrá que interactuar con nuevos compañeros de clase, profesores, compañeros de apartamento, etc. Usted aprenderá a comunicarse, incluso sin palabras. Al final, nadie va a morderlo. Por el contrario, usted puede encontrar nuevos amigos. Como se suele decir: Los extraños son amigos que aún no conocimos. Así que no rechace ninguna invitación, nunca se sabe que nueva persona está a la espera para entrar en su vida en el momento menos esperado.

5. Solución de problemas

Cuando usted está en un país que no habla su idioma, no conoce a nadie y está a varios miles kilómetros de casa, es su responsabilidad resolver sus problemas de la manera más rápida y efectiva posible. Tal vez usted no se vuelva “MacGyver” de un día a otro, pero es una habilidad que se desarrolla con el tiempo y le dará la importante sensación de independencia que todos necesitamos que enfrentar el mundo.

6. Lo Estático

En algún momento de nuestras vidas creemos que todo va a seguir siendo de la misma forma, estático. Aplicamos esta regla para todo: nuestros amigos, nuestras relaciones amorosas, nuestra profesión, nuestra familia, etc. Viajar nos enseña, a veces de un golpe, que nada dura para siempre. Ni el viaje en que nos embarcamos, ni los nuevos amigos que hicimos o las experiencias que vivimos. La vida cambia constantemente y viajando usted comenzará a cambiar más rápido (espere a regresar a casa y lo verá). Acepte este hecho y no se aferre a nada, disfrute de cada momento como si fuera el último, ya que tal vez lo sea.

7. Usted Mismo

Viajar le dará mucho tiempo a solas con sigo mismo. Aprenderá la diferencia entre la soledad y la solitud. Usted aprenderá más de usted mismo en un viaje de 20 días que en un año de terapia psicológica. Cosas tan simples como saber que realmente le gustaban las verduras, sólo que tenía que probarlas de manera diferente, o tan importante como que sus principios y las cosas en las que usted cree pueden estar equivocadas. Créame, todo comenzará a ser re-evaluado. Deje que los nuevos conceptos, las tradiciones, costumbres, creencias, emociones, etc. Entren en usted. Se sorprenderá de las cosas que usted ignoraba de sí mismo.

8. No se muere de soledad

Estar lejos de casa y extrañar a su familia y amigos, será la menor de sus preocupaciones cuando realmente se entregue a la libertad que ofrece viajar. Usted encontrará que son más los momentos que marcarán su vida de forma positiva, los nuevos amigos, los lazos que creará y los nuevos paisajes que llenarán su alma, que la tristeza  de estar lejos de casa. Puede confiar en mí. Además, piense que su familia y amigos estarán allí, esperando por usted cuando regrese. Cuando entendemos esto, realmente comenzamos a disfrutar de nuestros viaje.

9. El Miedo

Tener miedo a lo desconocido es una situación completamente normal y adaptativa de supervivencia. Así que si usted tiene miedo de viajar, puede estar seguro de que no es el único. Yo personalmente me muero de nervios cada vez que voy a vivir a otro país. Pero no puede ser el miedo el que tome sus decisiones, él puede estar presente, pero no puede ser mayor que la emoción de estar embarcado en una nueva aventura. Viajar le enseñara a controlar su miedo. Con el tiempo se descubre que sus temores no tienen fundamento y que en su cabeza toda se ve peor de lo que realmente es. Pero eso sólo lo descubrirá cuando vaya y lo vea con sus propios ojos. Entonces cierre los ojos y salte. El mundo está esperando por usted, así, muriéndose de miedo y todo.

10. Organización y planeación

La planeación de viajes, escalas, llegadas, rutas de autobuses, horario de atención, hora de check-in y check-out , cronogramas, etc. Comenzaran a ser parte de su rutina. Con esto usted va a adquirir una capacidad de organización y planeación que cualquier madre de un un pre-adolescente adoraría ver en su hijo. Claro, si usted así lo quiere. También existe la posibilidad de que usted sea el viajero despreocupado que va dando botes por el mundo sin ningún tipo de plan. No es mi caso, y tampoco estoy diciendo que una manera sea mejor que la otra. Pero seguro que un día se dará cuenta que los demás aspectos de su vida estarán mejor organizados después de su viaje.

11. Sus raíces

Estar lejos de casa es una forma de conectarse con sus raíces. Siempre vendrán las  curiosas preguntas de sus nuevos amigos. ¿Cuántos habitantes tiene su país?,  ¿Qué tan grande es su ciudad?, ¿por qué su país no tiene estaciones?, ¿ y por qué hace frío, entonces?, ¿Cómo  se dice tal palabra en español?, ¿Qué significa tal expresión y de dónde proviene?, ¿Cuáles son los bailes típicos? ¿Los cantantes, escritores, poetas más representativos?, ¿Cómo funciona el transporte público? ¿La Política, la economía?. Usted comenzará a preguntarse cosas que estando en casa tal vez no le llamarón mucho la atención. Usted redescubrirá su propio país y su propia cultura al mismo tiempo que descubre una nueva.

12. La vida continúa

Cuando usted regresa a casa después de un año viviendo en el extranjero, la expectativa es enorme. Usted espera que todos sus amigos lo reciban en el aeropuerto, ansiosos por saber de su viaje. Pero al llegar usted encontrará algunos miembros de su familia y uno que otro amigo. En ese preciso momento, usted entiende que la vida continúa sin usted. Sus amigos tienen nuevos trabajos y ahora no tiene más tiempo para tomar un café con usted, algunos se casaron y tuvieron hijos, otros también fueron a recorrer el mundo.

Viajar da un golpe bajo a su ego, un importante golpe. Pues le muestra que usted es una pequeña parte del universo y usted es tan importante como todas las personas que pertenecen a él.

13. El cambio y la adaptación

Todo cambio es positivo, por muy difícil que sea. Esto se aplica a todo en la vida. También es una de las cosas más difícil de entender. Cuando nos enfrentamos a situaciones de cambio drástico, repentino o difícil, vemos nuestro mundo caer a nuestros pies. Es difícil ver el lado positivo de la situación y parece que nunca nos recuperaremos.

Viajar es una situación especial, ya que nos deja en estado de vulnerabilidad y expuesto a cambios abruptos todo el tiempo. Esto le enseñará a adaptarse fácilmente. Aprenderá que con el tiempo toda situación desfavorable abre una nueva oportunidad para ser mejor. Detrás de cada momento negativo que he vivido durante mis viajes siempre hubo una experiencia mejor aún. Por supuesto, es difícil pensar que algo bueno vendrá cuando atravesamos dificultades, pero tenga paciencia, trate de mantener la calma, ya que los tiempos difíciles siempre estarán presentes pero no duran para siempre. Guarde esto en su cabeza: todo cambio es siempre para estar mejor, así no parezca.

14. El poder

Después de haber viajado por el mundo, salido ileso de las situaciones más extrañas, haber resuelto problemas por su cuenta, hablado con personas desconocidas en un idioma desconocido, caminado días y noches por las calles de una ciudad sin perderse, creado una nueva “familia” en cada lugar, aprendido un nuevo idioma, nuevas tradiciones, ritos y costumbres, usted se sentirá que nada puede detenerlo. Y así es. Viajar le enseña que usted tiene el poder para lograr todo lo que quiere. Usted sólo tiene que tener determinación y un poco de coraje, pues no hay nada peor que vivir atrapado en un mundo de cuatro paredes. Así que haga las paces con sus miedos, cierre los ojos, abre la puerta y ¡salte! Cuando lo haga, escríbame y dígame cómo se siente.

Cristian Figueroa.

Post em Português

Post in English

Anúncios

7 comentários sobre “14 cosas que viajar le puede enseñar

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s