Brasilia, la dualidad de una ciudad planeada

Brasilia es una ciudad de amor y desamores. No existe una conversación acerca de Brasilia sin personas haciendo muecas, frunciendo el ceño o reservándose comentarios. Siempre me intrigó, porque a la mayoría de los brasileños no les gusta Brasilia, pero también la mayoría de ellos nunca ha visitado la ciudad. Y como persona curiosa que soy, decidí ir conocerla con mis propios ojos para comprender lo que pasa con la capital de Brasil. Después de pasar cuatro días en Brasilia, he conocido un poco de la ciudad planeada.

Comenzando por el lado positivo. Basta con llegar a Brasilia para hacer de su viaje una experiencia inolvidable. Es una ciudad única. Difícilmente se puede comparar a otra ciudad que haya visitado. La capital brasileña es una verdadera obra de arte. Gracias a su arquitectura y su urbanismo, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La arquitectura

Una vez que llegas te darás cuenta de la grandeza de los edificios y la sensación de libertad que ofrecen. Observará también grandes espacios abiertos y ventilados. Por ejemplo, el aeropuerto no tiene puertas ni fachada. La ciudad fue planeada por el urbanista Lucio Costa y los edificios fueron diseñados por el arquitecto Oscar Niemeyer. Además, cuenta con obras de Alfredo Ceschiattti, Dante Croce, Marianne Peretti, Athos Bulcão , entre otros, esparcidos por todos los rincones del plan piloto.

Brasilia lo encantará en cada calle, en cada edificio y en cada parque. La arquitectura, el paisajismo y el arte se mezclan a lo largo de ellos, por lo que es una obra digna de admiración.

Estoy acostumbrado con ciudades gigantes, caóticas y llena de rascacielos. Aquí difícilmente usted sentirá la presión de las grandes ciudades. Más bien, se sentirá perdido y flotando en ella. Es difícil encontrar una ciudad con tanto espacio. Incluso dentro de los edificios se siente esa sensación de inmensidad. Fuera de ellos, las amplias avenidas y autopistas le darán la sensación de estar un suburbio norteamericano.

Un consejo: no se deje engañar por la perspectiva. Los edificios parecen estar muy cerca, pero en realidad no lo están y puede que tenga que caminar mucho para llegar a ellos.

La naturaleza

Honestamente, nunca esperé que Brasilia fuera una ciudad tan verde. Es difícil encontrar imágenes representativas de la ciudad con respecto a sus áreas verdes, sobre todo cuando cada pieza de concreto es una obra de arte. Pero Brasilia también sorprende por las grandes reservas naturales, parques, áreas verdes y paisajes naturales que le dan a la ciudad una armonía y una energía increíble. Las opciones son diversas, desde caminatas ecológicas, deportes acuáticos, piscinas de agua mineral, o incluso una tarde de picnic en el parque.

El Clima

Cuando vea los edificios abiertos y algunos incluso sin fachada, comenzará a entender que el clima en Brasilia es uno de los mejores de Brasil (cuando se vive en una zona de inestabilidad climática como Porto Alegre, mi caso, cualquier clima parece ideal).

El clima seco de Brasilia es sin duda el mejor que he visto en mi vida. Con una temperatura media de 21 º C, no es fría ni demasiado caliente (de cualquier forma no olvide llevar una chaqueta, puede hacer frío por la noche). Sin embargo, en agosto, la humedad puede llegar a alrededor de 15 %. Situación nada agradable para el cuerpo humano, por lo que verá humidificadores de aire a lo largo de los centros comerciales, restaurantes y edificios en general.

No puedo dejar de hablar del cielo de Brasilia. Cuatro días tal vez sea poco para tener una idea general, pero Brasilia parece tener el cielo perfecto. Casi siempre es un lindo día soleado, y donde quiera que esté parece que se puede tocar. Siempre azul y limpio, grande, luminoso y amplio. Es muy alentador. Sin duda, puedo estar equivocado, claro que existen días de lluvia, pero para mí, fue lo suficiente para amar a la ciudad.

Un museo poco económico

La inversión que Brasilia hace en cultura es sorprendente. Donde quiera que vaya, encontrará una exposición de arte libre. La mayoría de los edificios están abiertos al público y algunos de ellos tienen visitas guiadas.

Por otro lado este gran museo al aire libre no es barato de visitar. Comenzando con el transporte público que es escaso e insuficiente. La ciudad fue planeada para automóviles no para los peatones. Por lo tanto, las personas se ven obligadas a tener uno y hasta dos carros (ya puede imaginar el tráfico en la hora pico). También tiene poca luz, pasos o puentes peatonales. El metro, que conecta las ciudades satélites con el plan piloto, no llega a todas partes.

Si usted va a Brasilia, lamentablemente, mi recomendación es andar de carro. Es la única manera de conocer los lugares en poco tiempo. No se arriesgue a caminar. Yo, que amo caminar por las ciudades, en este caso en particular, no lo recomendaría. Las distancias son demasiado grandes y no aprovechará nada. Puede caminar 30 minutos sin que el paisaje cambie en absoluto, debido a la perspectiva de la ciudad.

El costo de su viaje podrá aumentar por el precio de los alimentos. Seguro que puede encontrar restaurantes baratos, pero se pierde mucho tiempo buscando uno.

El plan piloto y las ciudades satélites

El diseño urbano inicial de Brasilia es conocido como el plan piloto. Tiene forma avión o cruz (un extremo en cada eje cardinal). Con un eje monumental, donde queda la explanada de los ministerios y las dos alas donde quedan los bloques comerciales y residenciales. Los bloques de viviendas son edificios rectangulares y altos que se intercalan por las calles comerciales con construcciones bajas, la idea era que la gente no tuviera que desplazarse largas distancias para ir de compras.

En Brasilia sentirá que vive un déjà vu constantemente, porque toda la ciudad tiene el mismo formato. Tal vez usted se sienta que ha pasado por aquella cuadra o por tal calle más de una vez al día. Manténgase atento para no perderse.

Alrededor del plan maestro fueron creándose las ciudades satélite. Donde la mayoría de la población vive. Ellas son consideradas por sus residentes como parte de Brasilia, pero en realidad están fuera y lejos del plan piloto. La verdad es una situación muy confusa para los turistas. Hasta que usted llegue allí, no entenderá lo que es el plan piloto y que son las ciudades satélites, que en conjunto forman el Distrito Federal de Brasilia (si entendí correctamente). Por lo tanto, antes de llegar, sepa bien en qué parte se va a hospedar, ya que dependiendo de ello tendrá que empezar a hacer cálculos para taxis o alquilar un carro.

Crecer en una ciudad planeada

Brasilia es la prueba de que somos, en parte, el resultado de nuestro medio ambiente. Y doy gracias a los brasilienses que me ayudaron a entender cómo es crecer en Brasilia. Es como haber crecido en una realidad paralela.

Cómo todo lo que se planifica, parte de una base lógica, y esta es la reina de todos los aspectos de la ciudad. Además, aquí se hace más que uso de abreviaturas que en todo Brasil. La ciudad está dividida por regiones o bloques dependiendo de la zona geográfica (norte, sur, este u oeste). Por lo tanto, las direcciones son muy diferentes de lo que has visto. Debido a que los bloques se enumeran en orden ascendente desde la región central hacia los extremos. Una dirección puede ser CLSW 300 (Comércio Local Sudoeste). Sé que suena complejo, pero una vez estando en la ciudad y entendiendo su lógica, es muy fácil localizarse.

Las personas que crecieron en Brasilia suelen perderse fácilmente en otras ciudades, pueden  sentirse asfixiados en espacios cerrados y llenos de gente. También puede ser extraño, al principio, estar en calles repletas de altos edificios que apenas dejan ver el sol.

En Brasilia el comercio también es diferente. Usted no encontrará una tienda o una supermercado en cualquier lugar, y mucho menos un vendedor ambulante (al menos no durante los fines de semana). Todo el comercio se concentra en puntos específicos. Si usted de los que tiene hambre todo el tiempo, como yo, lleve agua y comida en la mochila. Cuando el hambre ataque en medio de su paseo, créame, puede que demore un buen tiempo encontrando un lugar para comprar algo.

Aquí también no existen los barrios bohemios o barrios tradicionales. Existen algunos bares y clubes pero estos se encuentran dispersos en varias regiones. Sumado a esto, el metro funciona hasta 23h30minh. Usted puede inferir que salir de fiesta en Brasilia necesita un poco más de planeación de la que usted haría en cualquier otra ciudad de Brasil.

El contraste

Además de ser reconocida por la belleza arquitectónica y urbana, Brasilia también es reconocida por ser una ciudad llena de contrastes. No muy diferente de Brasil y de América Latina en general. La periferia esconde del turística una realidad de desigualdad social y de pobreza.

Cuando llegué, me dio curiosidad ver que no hay mendigos o gente pidiendo dinero en las calles, sobre todo los fines de semana. Por supuesto, el transporte público es casi inexistente durante esos días, las distancias son enormes para recorrerlas a pie, por lo tanto, la población que no tiene carro queda por fuera de la ciudad.

Quizás Brasilia es una buena opción para andar en bicicleta, ya que es una ciudad plana, con vías amplias, sin embargo no existe un sistema de alquiler de bicicletas como en otras ciudades de Brasil, y el plan de ciclo rutas apenas está comenzando. Creo que en una ciudad que se hizo para los carros la cultura de transporte ecológico es todavía inmadura, pero vale la pena esperar un rato, tal vez Brasilia nos sorprenda en un futuro cercano.

Personalmente me gustó mucho Brasilia, es un choque con sus conceptos y formas de vida en la ciudad. Además, conocí a una encantadora ciudad en el estado de Goiás llamada Pirenópolis (lea más información aquí) , pero solo la experiencia de conocer una ciudad fuera de la realidad me hace creer que usted tiene que visitar Brasilia en su viaje a Brasil.

Cristian Figueroa

Versão em Português

English version

 

 

Anúncios

2 comentários sobre “Brasilia, la dualidad de una ciudad planeada

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s