Los paseos que lo harán enamorarse de Brasília

Brasília tiene 74 atracciones principales, de acuerdo con el mapa creado por el Ministerio de Turismo. Obviamente, en los cuatro días que pasé en la ciudad, no llegué a conocerlos todos. Tuve la suerte de recorrer la ciudad en carro y pude visitar los lugares más representativos (y tal vez más bonitos).

Hice una lista de las cosas que creo que hay que hacer en Brasília para disfrutar del encanto de la misma. Sin embargo, antes que nada, usted debe pedir un mapa en el aeropuerto. Él será (muy) útil.

– Sumergir los pies en el Lago Paranoá –

Saliendo del plan piloto por el puente JK, se llega a la Ermita Don Bosco. Allí usted puede bajar a la laguna y nadar en ella, si lo desea (que meta los pies en el lago es lo mínimo que espero usted).  La vista de la ciudad es simplemente fantástica. Un lugar perfecto para descansar, ofrece una paz y una tranquilidad difícil de encontrar en una gran capital. Disfrute y olvídese de sus problemas, incluso si le parece buena idea, me pareció un lugar perfecto para hacer yoga o meditación.

-Tomar un baño de agua mineral –

El Parque Nacional de Brasília, mejor conocido como parque de Agua Mineral. Es una reserva natural con senderos ecológicos y dos piscinas de agua mineral. Es un lugar perfecto para nadar y tomar el sol. Usted puede llevar comida y hacer un pic-nic, ya que los puestos de venta en el interior del parque sólo abre los fines de semana. Durante la semana hay menos gente en el parque. Para ingresar se paga un valor de $ 7,00 BRL.

– Visitar una exposición de arte –

Brasília tiene numerosas exposiciones de arte todo el tiempo. Visité la Caixa Cultural, que tenía obras de Salvador Dalí (!) Y Aleijadinho (artista barroco brasileño). Otra opción es el CCBBs del Banco de Brasil, aquí podrá demorarse más tiempo, ya que el lugar está lejos de la zona central y, por otra parte, es gigantesco. Hay autobuses gratuitos para el transporte de personas desde diferentes partes de la ciudad hasta el CCBB.

– Comer Açai en la estación del Guaraná (Estação do Guaraná) –

Situado en el Bloque B del ala sur, la estación de guaraná es un restaurante con una gran variedad de alimentos saludables a un precio razonable (para el costo de vida en Brasília) usted puede crear su plato a su gusto. El açai es de lo mejor, no se lo pierda.

– Tomar agua de coco en el Parque del Distrito –

El Parque del Distrito es un lugar perfecto para practicar cualquier tipo de deporte. Los domingos hay un grupo que da clases de patinaje. Compre un coco en algunas de las tiendas y camine por el parque o simplemente descanse en la grama. Es un lugar increíble.

– Caminar por el muelle flotante en el Pontão (Gran Puente) –

El Pontão del lago sur es un complejo gastronómico en la orilla del lago. El malecón es un buen lugar para pasear y es otro lugar perfecto para contemplar la ciudad, especialmente por la noche. No se pierda la sensación de caminar sobre el agua que ofrece el muelle flotante (hecho de algún material plástico).

– Atardecer en la Plaza del Cruzero  –

El punto más alto de la ciudad es la Plaza del Crucero. Por lo que es un gran lugar para ver el atardecer. Usted no se arrepentirá. Es uno de los más bonitos que he visto. Además, puede disfrutar de la visita al memorial JK que se encuentra al lado (repare en el zapato de Doña Sara, la esposa del presidente de Brasil en la época, que fue tallada a su lado en un banco mirando hacia la ciudad).

– Visita guiada al Palacio Itamaraty y el Congreso Nacional

Usted puede disfrutar de cerca la arquitectura de Brasília desde el interior de estos dos edificios emblemáticos. Ambos cuentan con impresionantes obras de arte que lo llevará a otro nivel de conocimiento y comprensión de la Capital Federal. No se lo pierda. En el sitio web, usted puede encontrar los días de visitas y visitas guiadas. Un consejo, durante la semana no se puede entrar en ellos en bermudas, camiseta esqueleto y chanclas/sandalias. Por tanto, en su maleta lleve un par de jeans y zapatos cerrados.

– Comer arroz con pequi en Pirenópolis –

Pirenópolis es una pequeña ciudad histórica en el estado de Goiás, a dos horas en carro de Brasília. Si usted tiene tiempo de sobra, no se puede perder este viaje. Los paisajes son espectaculares y el centro histórico es un lugar encantador  (con todas las casas portuguesas conservadas). No deje de probar los helados de frutas y el arroz con pequi, uno de los platos típicos de la región. Además, no se pierda las cascadas y senderos ecológicos.

Brasília es una ciudad fuera de la realidad. En su viaje estoy seguro de que puede visitar muchos otros lugares reconocidos como la Catedral Metropolitana, el Museo Honestino Guimarães, la Plaza de los Tres Poderes, el Teatro Nacional Claudio Santoro, la feria de la torre de televisión, la plaza de los cristales y el Cuartel General de la Ejército, entre otros.

Brasília ofrece opciones turísticas para todos los gustos. Déjese cautivar por la modernidad y la buena energía de Brasília.

Encuentre más información sobre Brasília y mis impresiones aquí.

Cristian Figueroa

Versão em Português

English version

 

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s