Cómo hacer su primer intercambio estudiantil

 

Iniciar ese primer viaje siempre parece demasiado difícil. Requisitos, documentos, papeles,   trámites, cuotas y pagos, etc. están en el camino diciéndole que usted nunca lo conseguirá. Y le puedo decir una cosa: si usted no comienza hoy, desde luego nunca lo logrará. Ciertamente el intercambio académico no es una tarea sencilla, pero está más al alcance de lo que se puede imaginar.

Hacer intercambio es diferente de viajar por turismo. Aunque se puede hacer turismo cuando se viaja de intercambio, este último necesita una mayor preparación.
Una vez me dijeron en la embajada de Brasil:”usted no se puede despertar un día y decir: me quiero ir para Brasil. Todo el proceso puede tardar hasta un año”.

Ciertamente, yo me había despertado un día y había pensado exactamente eso. Quería viajar lo más pronto posible. Pero mi situación era diferente, ya había avanzado varios pasos del proceso y en menos de siete meses estaba de vuelta a Brasil y matriculado en un máster de dos años.

Estoy seguro de que usted también está queriendo viajar pronto, e iniciar el proceso puede ser una experiencia un tanto desafiadora, pero al final, ¿no es eso lo que buscamos cuando viajamos?
No entre en pánico. Aquí le daré algunas recomendaciones que facilitarán su vida.

1. Anticípese

Como ya comenté, el proceso puede tardar de seis meses a un año. Así que empiece a buscar información ahora. Algunas universidades tienen convenios establecidos que le facilitarán todo. Usted tendrá que presentar algunos documentos y listo. En otras, hay que crear el convenio y usted tendrá que buscar la documentación. Necesitará papeles firmados,traduzir y  enviar documentos a otro país, cumplir con los plazos, etc. Así que no pierda el tiempo y sepa las fechas exactas de comienzo de los cursos, los plazos para la presentación de la documentación, si necesita una visa de estudiante, ¿cuánto tiempo se tardará en conseguirla?, etc.

2. Manténgase atento a las oportunidades

La mayoría de las universidades tienen una oficina de relaciones internacionales. Vaya ahora mismo y haga todas las preguntas que tenga. Además, obtenga información de las posibilidades que ofrece su universidad. Si su universidad no tiene, hay muchas instituciones de intercambios y pasantías. Las embajadas suelen ofrecer varios programas. Si usted realmente quiere, simplemente basta dar una “googleada” y encontrará todo lo necesario. También, vea qué posibilidades de becas existen. En la actualidad, hay muchas instituciones que ofrecen becas para pagar el costo de su viaje. Lo crea o no, la mayoría de estas becas se pierden cada año debido a la falta de candidatos.

3. No deje para después

La mayoría de la gente deja que la experiencia del intercambio para el final de su carrera. Pero mi recomendación es: hágalo tan pronto pueda. El estatus de estudiante es privilegiado en todo el mundo, disfrute de él. Al graduarse y perder este estatus se arrepentirá de no haber hecho tantos viajes como podría haber hecho. A los estudiantes les resulta más fácil conseguir visas, descuentos, programa de beneficios, etc. Desde descuento para ir al cine hasta comprar pasajes aéreas internacionales.

La gente le dirá que al final de la carrera, usted estará mejor preparado académicamente para vivir esta experiencia, pero créame, cuando se viaja,  el aprendizaje está fuera del salón de clases. De hecho, una hoja de vida con diferentes universidades y países, habla de su capacidad para adaptarse, cambiar y trabajar en diferentes situaciones y contextos. Independientemente de su rendimiento académico, lo que se aprende al viajar es para  su vida.

4. Lea mucho

Hay que acostumbrarse a leer absolutamente todo. En la actualidad, toda la información que usted necesita está documentada en la web. No sea el tipo de persona que llama a una institución pidiendo informaciones que ya están disponibles al público. Desde ese momento usted empezó a crear una imagen negativa en esa institución.
Lea las convocatorias, manuales, y otras informaciones acerca de la universidad, la embajada, el país a donde vaya, el sistema de salud, a que se tiene acceso, las becas, los documentos que tendrá que llevar desde su país, trámites antes de viajar y al llegar al destino, posibilidades de empleo, etc.
Cuanta más información que recoja desde el principio, menos sorpresas se puede encontrar en su viaje. Y menos dolores de cabeza.

5. Aprenda Inglés

Nos guste o no, el Inglés sigue siendo el idioma universal. Desde el sector financiero hasta el mundo académico, convergen en este idioma. Si usted no habla inglés, mi recomendación es empezar a estudiar pronto, o tal vez sea la excusa perfecta para hacer su intercambio. El inglés facilitará su paso por el mundo. Creará vínculos con la gente y las culturas de una forma que nunca imaginó.

6. No se compare con los demás

Un pensamiento negativo y equivocado al momento de aplicar a cualquier tipo de convocatoria es pensar que siempre habrá alguien mejor que usted que será llamado para ocupar el puesto.
Entrar en una universidad o ser aceptado en un programa de intercambio es una situación de vulnerabilidad similar. Siempre pensará que sus competidores están mucho más preparados, tienen mejor hoja de vida, más experiencia académica o laboral, etc. Bloquee estos pensamientos desde el principio, ya que sólo lo llenaran de inseguridad y va a terminar desistiendo.

7. No se rinda en el primer intento

Muchas universidades, profesores, instituciones, etc. Lo van a rechazar en un primer momento. Esto no significa que usted no sea lo suficiente bueno. No se desanime y no se quede lamentándose. Toque otras puertas, alguna eventualmente se abrirá.

Los procesos de selección varían mucho según las instituciones, y nunca se sabe lo que una universidad realmente está buscando. Tal vez ellos no buscan a la persona con más experiencia, pero sí la que está dispuesta a aprender. Crea en usted mismo, en sus habilidades y destrezas. Ellas pueden ser la diferencia que ellos están buscando. Confíe en mí, si fuera por mi hoja de vida ni estaría en el lugar que estoy actualmente. A veces, nos centramos en la información almacenada en una hoja de papel o respaldados por un título y olvidamos el gran talento que hay en nosotros. Confíe en sus talentos, ellos lo llevarán muy lejos.

8. No tenga miedo y no desista

Como ya dije en otra publicación, el miedo siempre puede estar presente, pero no puede tomar decisiones por usted. En todo el proceso, el miedo le mostrará diferentes caras, muchas preguntas vendrán a su cabeza: ¿qué pasa si no funciona? ¿Y si no me gusta el país? ¿Y si no me gusta la universidad? ¿Y si no hago amigos? Etc. Incluso su familia se unirá al miedo con frases como “te vas tan lejos de casa, te extrañaremos mucho, ¿tú no?”.
Encare sus miedos de la mejor manera, ya que es completamente normal tener dudas. Pero quedándose sentado en casa nunca va a  encontrar respuestas a cualquiera de estas preguntas, y es posible que pierda la oportunidad de su vida. Como una profesora me dijo en el momento en que el miedo se hizo cargo de mi intercambio: “si no te gusta, te regresas a casa y punto.” Y es así de simple.

 Versão em Português

English version

 

 

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s