Minas Gerais: Barroco, pan de queso y mucho amor

En 2013, pasé dos semanas en el estado de Minas Gerais. Tiempo más que suficiente para conocer la riqueza y la belleza de esta región de Brasil. Fue un viaje que recordaré toda mi vida. Minas Gerais es un estado lleno de historia, iglesias barrocas, pan de queso, cachaça, tierra roja, verdes paisajes, y por supuesto de Mineiros. Un pueblo cálido, receptivo, cariñoso y servicial.

Hice un resumen de las ciudades por los que pasé y algunos consejos que le ayudarán en su viaje.

En Minas Gerais hay muchas ciudades que vale la pena explorar, por eso si usted tiene poco tiempo tendrá que priorizar y limitarse a algunas de ellas. Como mi viaje comenzó y terminó en Belo Horizonte, decidí dejarlo para el final. Por lo tanto, el camino que recomiendo, si llega al aeropuerto de Belo Horizonte es empezar por el sur del estado, en São João Del Rei y Tiradentes, luego subir a Ouro Preto y Mariana, y finalizar en Belo Horizonte y Inhotim.

Cómo llegar a Belo Horizonte

Hay dos aeropuertos para llegar, el Aeropuerto Internacional Tancredo Neves, que se encuentra en el municipio de Confins y el aeropuerto de Pampulha, que se encuentra dentro de Belo Horizonte. Si llega al Tancredo Neves, tome un autobús desde de la empresa Conexão Aeroporto. Es una opción económica y muy práctica, la recomiendo mucho. Hay autobuses hasta el terminal de transporte, hasta el aeropuerto de Pampulha, y otros terminales de la ciudad. (consulte horarios y valores aquí). El viaje desde el aeropuerto Tancredo Neves hasta Belo Horizonte dura aproximadamente 1 hora.

En la estación de autobuses de Belo Horizonte se puede tomar un bus de la empresa Viação Sandra hasta São João Del Rei (BRL $ 45,00), demora alrededor de 4-5 horas.

Viajar en autobús en Minas Gerais es un poco agotador. Las distancias son muy cortas, pero los buses paran bastante en la carretera para recoger a los pasajeros, lo que acaba duplicando el tiempo de viaje. Llénese de paciencia.

São João Del Rei y Tiradentes

Lo que mucha gente no sabe es que estas ciudades están muy cerca. Por lo tanto le recomiendo que se quede en São João del Rei, que es más barato, y tome un bus del servicio público hasta Tiradentes, el trayecto demora 18 minutos. Uno o dos días serán suficientes para cubrir las dos ciudades. Otra recomendación es llevar tennis deportivos pues tendrá que caminar sobre caminos de piedra todo el tiempo.

El centro histórico de São João Del Rei es simplemente encantador. En un par de horas podrá caminarlo tranquilamente. Él está dividido por el río que atraviesa la ciudad. Un buen consejo es recorrerlo por la noche ya que las construcciones antiguas son mucho más bonitas iluminadas con faroles.

Camine a través de todos los callejones, va a encontrar iglesias en todo lugar. Suba hasta la iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, allí tendrá una vista panorámica de la ciudad. Conozca el Solar dos Neves, una casa antigua que aún es propiedad de la familia del expresidente Tancredo Neves. También visite el edificio de la Universidad Federal de São João Del Rei (UFSJR).

En frente de la Iglesia de San Francisco de Asís, se encuentran varios bares. Tienen mesas al aire libre en frente de la plaza. Un lugar agradable para tomar unas cervezas por la noche.

Además del centro histórico no hay mucho más para ver en São João Del Rei, sin embargo, por ser una ciudad universitaria, siempre hay algún tipo de evento como encuentros de poesía, obras de teatro, recitales de música, etc. Quizás tenga suerte de encontrar algunas de estas actividades durante su visita.

Ahora hablando de Tiradentes. Tuve la suerte de conocer a un guía turístico fantástico. Él me llevó a realizar el sendero de la Serra de São José que lleva a Tiradentes. Lo recomiendo totalmente, pero vaya con alguien que conozca el camino. Usted puede tomar un autobús en frente del terminal y pedir al conductor para avisarle donde el sendero inicia. El lugar es simplemente increíble, tiene cascadas, piscinas de agua donde pueden bañarse, una visión panorámica de la región única. No se arrepentirás. Si sale  temprano en la mañana, estará al mediodía en Tiradentes.

Podrá conocer Tiradentes en una sólo tarde, pero si pasa un día entero en la ciudad puede disfrutar con calma cada rincón de este maravilloso lugar. Hay buses que regresan a São João Del Rei cada hora.

Otra opción de transporte es el tren Maria Fumaçã, pero me pareció caro (BRL$ 56 ida y vuelta) y demora mucho tiempo en comparación con el autobús. También los trenes a carbón no son mi pasión.

Ouro Preto – Mariana

Llegar a Ouro Preto desde São João Del Rei no es tan fácil. Hay un autobús que viene de otro pueblo, hace una parada en São João Del Rei, y sigue hacia Ouro Preto. La escala es en la madrugada,  cuesta alrededor de BRL$ 50 y tarda unas  4 a 6 horas para cubrir 163 kilómetros. Mi recomendación es conseguir un aventón por facebook. Ambas ciudades son universitarias por lo tanto, siempre hay un gran número de estudiantes que vienen y van en carro. Se ahorrará dinero y tiempo, aparte de conocer gente nueva.

En Minas Gerais es difícil decir cual ciudad es más fantástica que la otra. Pero, Ouro Preto es simplemente sensacional. Un pequeño pueblo incrustado en un valle montañoso (prepárese para subir y bajar muchas lomas). La ciudad fue construida en piedra por esclavos. Una historia que nadie en el pueblo se enorgullece de contar. Sumérjase en la historia, arte y arquitectura barroca.

De día cuenta con museos, casonas antiguas y calles empedradas; de noche las calles principales están llenas de estudiantes que llenan los bares y la ciudad se convierte en una fiesta. No se pierdas el tradicional muslo de pollo (coxinha de frango) con cachaça en el bar Barroco, en la Rua Direita (Calle Derecha). El combo ya es considerado como el mejor en Brasil.

Hay dos puntos de información turística, uno en el terminal de transporte y otro en la Plaza Tiradentes, que por cierto es el icono de la ciudad. Allí se puede pedir mapas de la ciudad. En Ouro Preto también encontrará muchas iglesias y muchos museos, tome cuidado con el tiempo porque seguro que va a tener que caminar mucho para llegar a conocerlos.

Cerca de la Plaza Tiradentes, se puede tomar un autobús hasta Mariana, en 45 minutos se llega al centro de la ciudad. Sólo necesitará un par de horas para visitarla. Entre Ouro Preto y Mariana, queda la Mina de Ouro da Passagem, un sitio que vale la pena visitar si tiene tiempo de sobra.

Belo Horizonte e Inhotim

Para llegar a Belo Horizonte desde Ouro Preto se pueden tomar un buses en la estación de transporte de Ouro Preto u pedir un aventón, de nuevo por facebook, o incluso en la carretera. Como dije la población está acostumbrada a dar paseos a los estudiantes y las personas en general.

Belo Horizonte tiene las virtudes y defectos que cada gran ciudad tiene. El tráfico de la ciudad es caótico, pero el sistema de transporte público es muy bueno y muy amable con los turistas. En todas las paradas de autobús hay líneas de información, horarios y rutas de autobuses. Cosa que es difícil de encontrar en otras capitales de Brasil. Por otro lado, al igual que toda capital, la oferta artística y cultural es amplia y diversa. Hay muchos museos dignos de visitar.

lea 8 cosas que usted no puede dejar de hacer en Belo Horizonte

Los habitantes de Belo Horizonte, como en otras regiones del estado son muy receptivos. Ellos harán todo lo posible para que se sienta como en casa. Además, toda la ciudad está abierta para que usted la conozca. El centro concentra varios puntos turísticos lo suficientemente cerca como para ir caminando hasta ellos. Próximamente publicare los lugares que no se puede perder en Belo Horizonte.

Aparte por lo menos dos o tres días para conocer Belo Horizonte. Tome en cuenta que si usted va, no puede dejar de ir al Instituto Inhotim, una de las colecciones más importantes de arte contemporáneo en Brasil. Una visita obligada para todo mundo, y tendrá que destinar todo un día para conocerlo.

Hay otras ciudades que forman parte del itinerario turístico del Estado como, por ejemplo, Congonhas, que alberga numerosas obras del artista Brasileño Aleijadinho, y Diamantina, que es patrimonio histórico de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Sin embargo, la opinión general es que las grandes distancias hacen que estos paseos se tornen poco atractivos. Usted verá obras de Aleijadinho en todas las demás ciudades, y de arquitectura y historia barroca usted tendrá suficiente en el recorrido que acabe de pasar. Créame, si usted trata de ir a Diamantina, perderá mucho tiempo.

Prepare su corazón y su estómago para Minas Gerais, pues ningún otro estado en Brasil tiene un pueblo más receptivo y una comida más sabrosa que este. Si usted tiene la oportunidad de conocer una familia Mineira, usted se sorprenderá por el tamaño de la estufa y el número de ollas, siempre llenas de comida deliciosa! Minas Gerais nunca dejará su corazón. Créame.

Cristian Figueroa

Versão em Português

English Version

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s